quinta-feira, 18 de fevereiro de 2016

LA PETATERA - COLIMA (MÉXICO) 16-02-16 PABLO HERMOSO Y "EL PAYO" SIN SUERTE Y ROCA REY CUATRO OREJAS Y UN RABO.

Foto Juan Andrés H. Mendoza de PABLO HERMOSO

 Plaza de toros La Petatera de VILLA DE ALVAREZ (COLIMA). Día 16-02- 2016

ENTRADA:  Lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y silencio); Octavio García “El Payo” (silencio y silencio); y Andrés Roca Rey (dos orejas y dos orejas y rabo).

GANADERIA: Toros de Santa Bárbara (1), Fernando de la Mora (4) y Barralba (2, 3, 5 y 6).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Santa Bárbara, número 23, 480 Kg, de nombre Agustincito: De salida AGORA (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y BELUGA (2 banderillas); y para el último tercio BARRABAS (tres cortas y dos rejones de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 30, 530 Kg, de nombre Grandulón: De salida  MANIZALES (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: DUENDE, DALI y GENTO.

COMENTARIO: Llenazo en La Petatera, plaza de toros de palos, cuerdas y petates considerada y nombrada Patrimonio Inmaterial de la Nación y auténtica joya arquitectónica que todos los años se monta y se desmonta para la Feria de Villa de Álvarez y para que se había programado el rejoneador con dos toros de Fernando de la Mora. Por la mañana, durante el enchiqueramiento, uno de los toros quedó inútil de una mano y debió lidiarse el único sobrero de rejones que había, de la ganadería de Santa Bárbara. Este incidente, dejó al estellés sin sobrero para la corrida, circunstancia que luego sería determinante en el desenlace de la corrida.
En su primero, Hermoso de Mendoza volvió a chocar con hueso ante un toro de Santa Bárbara que dio buen juego y con el que el navarro estuvo siempre a gusto desde que lo paró con AGORA, con suavidad y en los medios, hasta torearlo con BERLIN y BELUGA en banderillas, luciendo ambos caballos en los emboques, pero también toreándolo ceñido con la cola y llevándolo de costado el primero y marcándole el paso con el estribo el segundo. Personalidad en el joven BARRABAS cada vez que se embrocó con el toro para las banderillas cortas y valor y cercanía en la suerte del teléfono. También estuvo bien el caballo a la hora de pasar con el rejón de muerte, pero ciertamente parece como si los rejones tuvieran un imán en los huesos del toro y fueran atraídos siempre a ellos.
La historia del cuarto la podemos titular la de “la triste historia del toro que quiso ser manso y nació bravo”, porque así le sucedió a este Gandulón, imponente de presencia con sus 530 kilos y que enseguida fue encelado por MANIZALES en los mismos medios de la plaza. Bravo y embistiendo…..hasta que sintió el primer fierro en su lomo y aquí, por la herida, se le fue toda la bravura. Refugiado escandalosamente en tablas, allí esperaba a los caballos, pero ni cuando llegaban a sus terrenos hacía por ellos. Dos banderillas al sesgo y otra por los adentros de DISPARATE, todas a toro parado fueron el bagaje de una faena sin ningún color. Ante el desencanto de jinete y público, Pablo optó por cerrar con PIRATA y tratar de colocar las tres cortas, pero tampoco lo consiguió, dejando dos palos y renunciando a la tercera. Ni una sola vez pudo entrar a matar con el rejón porque el toro estaba enculado en tablas y optó por descabellar pie a tierra, acertando a la primera. Pablo se quedó con las ganas de complacer al público regalando otro toro que además el respetable pedía, pero como hemos dicho antes y lo que nos e puede explicar al público, es que ya no había sobrero para que el navarro regalara.
Lo curioso es que ya es el segundo año consecutivo que aquí en Villa de Álvarez sucede lo mismo con el segundo toro de Hermoso de Mendoza. En la temporada pasada también tuvo que matar un toro sin haberle podido colocar ni una sola banderilla por su mansedumbre.

Sem comentários:

Enviar um comentário