sábado, 18 de novembro de 2017

CARTEL: GRAN FINAL "LA OPORTUNIDAD" VISTALEGRE (MADRID) 19-11-2017 A LAS 12 Horas


VISTALEGRE (MADRID) 18-11-2017.Valentín Hoyos, Juan José Villita y Manuel Perera, finalistas de ‘La Oportunidad’


JESUS GARCIA
El Palacio de Vistalegre de Madrid ha acogido este sábado, con 2.000 espectadores en los tendidos, la segunda semifinal del Certamen Nacional de Escuelas ‘La Oportunidad’. Dos de los actuantes de esta cita, Valentín Hoyos y Juan José Villita, han logrado la clasificación para la final de mañana domingo (12h.). Les acompañará Manuel Perera, de la Escuela de Badajoz, que había cortado oreja en la primera semifinal del Certamen.
 
Juan José Villita, de la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid José Cubero “Yiyo”, dejó su carta de presentación con un gran quite por tafalleras al tercero y siguió demostrando su buen hacer con el capote en el recibo al cuarto de la mañana. Compartió quite al alimón con su compañero de escuela Guillermo García, junto al que también banderilleó, aunque con menor lucimiento. Ya con la muleta, inició con la diestra para dejar una serie de mucho peso antes de probar el pitón izquierdo. La calidad del eral no era la misma por ahí y volvió por derechazos para que la faena cogiera mucho vuelo. Entregado y muy templado, Villita convenció al aficionado. Pinchó y no estuvo acertado con el descabello, lo que dejó en una vuelta al ruedo el premio.
 
Valentín Hoyos, de la Escuela de Salamanca, fue el encargado de abrir el cartel. El de La Alberca dosificó y cuidó mucho al primer eral de la mañana para sacarle todo lo que tenía. Logró encajarse para dejar elegantes pasajes al natural y brilló sobremanera con los largos pases de pecho con los que remataba sus series. La emoción con las manoletinas finales acercaban todavía más la oreja, que acabó perdiendo por el fallo con los aceros. Dio una vuelta al ruedo.
 
Una oreja cortó al tercero Jesús García, de la Escuela Fundación El Juli. Levantó al público de sus asientos banderilleando y echó rodillas en tierra para iniciar una faena de muleta en la que estuvo muy sólido sobreponiéndose a la brusquedad de la embestida de un oponente que ya desde el tercio de banderillas amagó con irse a tablas. La estocada entera hizo doblar al eral y el madrileño paseó la primera oreja del día.
 
A porta gayola se fue Diego García, de la Escuela de Colmenar, en el segundo de la tarde. El eral se paró de salida y no pudo darle la larga cambiada, pero sí que logró lucirse al contestar por gaoneras al quite de lopecinas que le había hecho a su astado Jesús García. Su faena de muleta no cogió tanta altura como su labor capotera y tras los fallos con los aceros saludó una ovación.  
 
Completaban el cartel Guillermo García, de la Escuela José Cubero “Yiyo”, y Kevin Alcolado, de la Escuela de Alicante. A las puertas de la oreja, tras no atender el presidente la petición, se quedó el madrileño, que había iniciado de rodillas en los medios ligando una serie de mucho mérito con la mano derecha. Por su parte, el alicantino se mostró menos rodado que sus compañeros y firmó una actuación voluntariosa ante un buen eral de López Gibaja.  
Segunda semifinal del Certamen Nacional de Escuelas 'La Oportunidad'. Plaza de Toros de Vistalegre. 6 novillos de López Gibaja.

VALENTÍN HOYOS, VUELTA AL RUEDO
DIEGO GARCÍA, SALUDOS
JESÚS GARCÍA, OREJA
JUAN JOSÉ VILLITA, VUELTA AL RUEDO
GUILLERMO GARCÍA, VUELTA AL RUEDO
KEVIN ALCOLADO, SILENCIO

LOS TOREROS, AHORA, DURAN COMO LOS NOTARIOS. JOSÉ LUIS LOZANO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Publicado por 
Testigo privilegiado de los últimos 60 años de la fiesta, José Luis Lozano junto a sus hermanos no está en la historia de los toros, sino que es la historia de los toros. Ha estado presente, como protagonista, desde los años 60 en todos los avatares, desde las guerrillas de El Cordobés y Palomo hasta sus recientes éxitos como ganadero de Alcurrucén, pasando por la gestión de la Plaza de Las Ventas en los gloriosos 90.
José Luis Lozano en la Tertulia de Jordán

Es inevitable hacer comparaciones con distintos momentos de la historia relativamente reciente, que va señalando con meticulosidad de buen conversador. En los años 50 y 60, las figuras venían a estar unos 5 años en la cabeza de cartel y luego se retiraban, por dos razones, dice: Porque en esos años se hacían ricos y porque los toros castigaban mucho. La novedad se premiaba en las taquillas y en los honorarios, pero por eso mismo se agotaba y era rápidamente sustituida. Ahora las figuras duran muchos años. Siempre ha habido excepciones como, por ejemplo Marcial Lalanda y por eso se decía: “Dura más que Marcial”.
Gran conversador

Tiene José Luis Lozano un semblante que marcado por los ojos vivos y brillantes aparece distendido y atento. Su voz ronca y leve, le ayuda a mantener la atención sobre sus palabras, pero no acapara el discurso, sino que lo dirige, lo ilumina y lo amplía. Su monumental conocimiento del mundillo taurino no excluye la picaresca, pero prefiere la historia que transcurre por los caminos más ortodoxos.

Cree que el público ha ido evolucionando hacia una mayor benevolencia con las figuras y más censura a los toreros modestos. Las figuras tienen actualmente una imagen que no varía apenas con los éxitos o la falta de ellos y por eso se pueden hacer los carteles de las ferias casi a principio de temporada. Eso no facilita la renovación de los carteles ni la aparición de nuevos valores.
Rafael Ortega, artífice del toreo puro, fue apoderado por los Lozano

Los Lozano, Pablo, Eduardo y José Luis han apoderado a Rafael Ortega, Curro Romero en su primera época, Palomo Linares, Manzanares padre o Espartaco entre muchos otros, además de los que ha llevado su cuarto hermano, Manolo, que ha sido siempre más independiente y que actualmente apodera a Morante. José Luis dice que los empresarios si apoderan a un torero tiene que ser uno grande, porque si no se ve metido en una maraña de compromisos que le dificultan su labor.
Domingo Ortega y Antonio Bienvenida en la película Tarde de toros

Su torero de referencia ha sido Domingo Ortega a quien tiene como el canon del toreo y afirma que Manolete era una grandísima figura pero que torear con la muleta retrasada no es torear. Deja ahí una jugosa sentencia que no se puede desarrollar cabalmente en el estrecho marco de una Tertulia, pero en la que coincide con la mayoría de sus asistentes.

Hace una distinción entre las figuras y los que mejor torean que no siempre son los mismos, distribuyendo los méritos entre ellos. Las figuras aguantan el peso y tirón de la temporada, mientras los que torean mejor son más propensos a espaciar sus actuaciones y asumir menos responsabilidades y pone como ejemplo a Luis Miguel y Ordóñez, pero cualquiera puede hacer las extrapolaciones a diversas épocas del toreo, incluida la actual.

Luis Miguel Dominguín y Antonio Ordóñez dando la vuelta al ruedo 
con Juan Pedro Domecq en la Malagueta el año 59, 
que Hemingway noveló como "El verano sangriento"

Aunque estaban en el ambiente taurino de toda la vida, pues ya su abuelo fue quien compró la ganadería del Duque de Veragua que después vendería al primer  Juan Pedro Domecq ganadero, su inicio como empresarios se debió a un ofrecimiento de Antonio Bienvenida, para organizar una corrida en Baeza junto con Pablo Lozano como matador. Se hicieron empresa para ello y vieron buenos resultados, después ya no han parado.
Dirigieron Madrid en la última época importante, los gloriosos 90, después de que Manolo Chopera pusiera Madrid en órbita en los 80 y antes de la decadencia de los Choperita. Impulsaron la transmisión de toda la feria por Canal+, bandearon el cambio político de la administración de la Comunidad de Madrid del PSOE al PP llevándose bien con ambos y no levantaron grandes polémicas con los aficionados, pues fueron los años de César Rincón, Joselito y Ponce y la fulgurante aparición de José Tomás, la última edad dorada del toreo. Da las cifras de espectadores que dejó en Las Ventas, que afirma superaban mucho a las que dejó Chopera.
Enrique Ponce y José Miguel Arroyo "Joselito"
en Las Ventas el 23 de mayo de 1996
en la conocida como "corrida de los quites"

La decadencia actual la nota, entre otras cosas en la práctica desaparición de los pequeños empresarios. La última asamblea de ANOET, dice, la celebramos en un salón del Wellington, pues éramos dos docenas, pero en los años 80 siendo presidente Chopera y José Luis Lozano vicepresidente, tuvieron que alquilar un teatro pues asistían más de trescientos empresarios. Estos pequeños empresarios debían de montar corridas del gusto de los espectadores y aficionados para defender su negocio, mientras que ahora entre dos docenas de empresarios hay menos competencia.
Finca "El Cortijillo" en Urda, Toledo

La ganadería de Alcurrucén y sus derivaciones de El Cortijillo y Hermanos Lozano, les han dado muchos éxitos y reconocimientos, pues está en las grandes ferias y no desagrada a los aficionados. Para él, Jabatillo, el toro que lidió Sebastián Castella en la feria del 2015, es el toro más bravo que ha visto. Podrá haberlos iguales pero no mejores, afirma rotundo. Al comentario que se le hace de que hay un Alcurrucén para figuras y otro, más encastado, más del gusto de los aficionados, dice que la ganadería es muy larga y que siempre apostar por un toro en concreto es complicado y tiene mucho margen de error. Afirma que las figuras torean su ganadería en Madrid o  en alguna gran feria, pero no les gusta para hacer la temporada. 
Jabatillo lidiado por Sebastian Castella el 27 de mayo de 2015.
Vuelta al ruedo al toro y dos orejas para el matador

La ganadería es muy larga, a pesar de que la han reducido por la crisis, acorde con todo el sector, suman entre los tres hierros casi 1.000 vacas de vientre, que opina es la mejor defensa para una ganadería, pues les permite mantener un núcleo estable y hacer variaciones buscando características. Lo que no le gustaría es ser un “ganadero minoritario” dice jugando con la definición tan en boga últimamente. La conocida reata de los “músicos” en la ganadería no es su preferida, a pesar de ser muy celebrada, dice que es muy larga y por eso salen muchos toros buenos, pero que sus familias preferidas son las de los “afanosos” y los “rompepuertas”, a las que, sin duda estaremos atentos cuando aparezcan.
José Luis Lozano firmando un recuerdo
para la Tertulia de Jordán

Ganadero, apoderado, empresario, ha recorrido los últimos sesenta años del toreo en el meollo del mismo. No se ha dedicado a otros negocios, tan habituales entre otros grandes empresarios taurinos, sino solamente a los toros. Sabe criticar con suavidad y contundencia y afirmar sus ideas con serenidad y claridad. Habla sin resguardarse, pero sabe callar cuando puede afectar a otros y no hay manera de que comente la controvertida situación de los actuales gestores de Las Ventas sobre la que tantos rumores han corrido teniéndoles, precisamente, a los Lozano como parte de ellos.
Una parte de la mejor historia del toreo ha pasado por la familia Lozano y una comida no da, ni mucho menos, para contarla, pero sí para hacer un repaso por algunos de sus principales hitos.

Fotografías de José Luis Lozano y su ganadería, de Andrew Moore

sexta-feira, 17 de novembro de 2017

VISTALEGRE (MADRID) 17-11-2017. 1ª Clase Práctica - La Oportunidad. Una oreja para Manuel Perera.

MANUEL PERERA
Manuel Perera, de la Escuela de Badajoz, ha cortado el primer trofeo del Certamen Nacional de Escuelas 'La Oportunidad', en la primera semifinal celebrada hoy viernes en el Palacio de Vistalegre de Madrid. 

El extremeño recibió a porta gayola al quinto de la tarde y continuó con dos largas cambiadas de rodillas y chicuelinas. Vibrante fue el recibo capotero y vibrante el inicio de faena a pies juntos en los medios. Muy firme y dejando tandas de importancia por ambos pitones, Perera mantuvo la atención del tendido durante toda la faena, hasta el final en cercanías, en el que volvió a dejar momentos brillantes confirmando la solidez que había dejado patente en todas las fases de la lidia. Pese al pinchazo, hubo premio. 

LA FICHA

Álvaro Burdiel, vuelta al ruedo
Miguel Ángel, saludos
Borja Collado, saludos
Marcos del Rincón, vuelta al ruedo
Manuel Perera, oreja
Rafael León, silencio

IRAPUATO - GUANAJUATO (MÉXICO) 16-11-2017. GUILLERMO HERMOSO DE MENDOZA. DEDUT EN MEXICO CON SALIDA A HOMBROS.

PABLO HERMOSO


 Plaza de Toros Revolución de IRAPUATO (GUANAJUATO). FECHA. 16 de noviembre de 2017

ENTRADA: Casi lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y silencio); Juan Pablo  
Sánchez (silencio y silencio); Diego Silveti (silencio tras aviso y  
oreja); y Guillermo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja).

GANADERIA: Toros de Begoña (1, 2, 3, 5, 6 y 7) y novillos de Begoña (4 y 8).

CABALLOS UTILIZADOS PABLO HERMOSO DE MENDOZA:

Primer toro de la Ganadería de Begoña, número 119 de nombre Centauro,  
485 Kg: De salida ALQUIMISTA (2 rejones de castigo); en banderillas  
BERLIN (2 banderillas) y DECO (2 banderillas); y para el último tercio  
  JABUGO (tres cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Begoña, número 289, de nombre Maestro,  
475  Kg: De salida SHERPA (2 rejones de castigo); en banderillas  
JANUCA (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio  
NEVADO (tres cortas y un rejón de muerte y pinchazo) y JABUGO (un  
rejón de muerte y pinchazo).

CABALLOS UTILIZADOS GUILLERMO HERMOSO DE MENDOZA

Primer novillo de la Ganadería de Begoña, número 58, de nombre  
Debutante, 405  Kg: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en  
banderillas BRINDIS (2 banderillas), BACO (2 banderillas) y ESPARTACO  
(1 banderilla); y para el último tercio BACANO (dos cortas, una rosa y  
un rejón de muerte y pinchazo).

Segundo novillo de la Ganadería de Begoña, número 294, de nombre Buena  
Suerte, 413  Kg: De salida BARRABAS (3 rejones de castigo); en  
banderillas DISPARATE (3 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y  
para el último tercio BACANO (dos cortas y un rejón de muerte).

COMENTARIOS. Llegó el día de que Guillermo Hermoso de Mendoza  
comenzara su primera temporada intensa y para la cual, la familia  
Hermoso de Mendoza ha querido que fuese en tierras mexicanas y esa  
primera cita en una plaza tan significativa como la de Irapuato, en el  
estado de Guanajuato y aunque fue dentro de una fecha no muy taurina  
en la localidad, el evento casi llegó a llenar la plaza, que mostró  
una magnífica entrada en tarde-noche algo fresca.

Abrió plaza el progenitor ante un toro de Begoña que galopó tras los  
caballos y salvo en la primera parte de banderillas tuvo transmisión y  
que como único pero diremos que cortaba el viaje en las reuniones.  
Intenso salió a buscar la grupa de ALQUIMISTA que lo fue parando poco  
a poco con giros en los medios y dejándolo en suerte para llegar con  
el rejón de castigo. Aquí era donde el toro siempre se tomaba su  
ventaja y acudía al pecho, lo que dificultaba la reunión para el  
caballo. Después de dos rejones, Pablo salió montando a BERLIN que  
porfió mucho para que el toro siguiera sus indicaciones en forma de  
galopes de costado. Al principio BERLIN lo llevaba, pero con un galope  
gazapón y con poca transmisión. A medida que avanzaba la lidia los  
intentos del caballo se traducían en acometidas del toro y ahora sí  
los tendidos ya podían gozar de la mejor versión del galope de costado  
e incluso de los remates por los adentros. Cerró con hermosinas muy  
bien obedecidas ya por el astado. Después de dos banderillas, siempre  
embistiendo al pecho, llegó el turno de DECO, un caballo que está  
cuajando muy buenas actuaciones y que es muy del gusto del público,  
tanto en su preparación como en la ejecución de las suertes y luego  
dejando que Pablo se desplante sobre los pitones del toro. Debutó en  
el último tercio JABUGO, un hijo del llorado PATA NEGRA que mostró  
mucho temperamento y valor en su primera actuación. Ajustó los  
terrenos para que Pablo dejase las banderillas cortas  e incluso le  
permitió descolgarse en la suerte del teléfono, así como con la muerte  
suprema, donde el caballo pasó muy bien por la cara del toro, aunque  
Pablo tuvo la mala suerte de clavar al primer intento en una  
banderilla y eso sí, dejar un rejonazo instantáneo al segundo intento.  
La faena sufrió el “síndrome del primer toro” y todo quedó en un poco  
justo silencio, aunque hubo una petición minoritaria.

Llegó el turno de Guillermo y enfrentó a un novillo que pronto dejó  
ver las intenciones de que no iba a ayudar en absoluto a los caballos.  
Vueltas y vueltas con NAPOLEON por las inmediaciones del astado que  
permanecía impasible en el centro del ruedo. En un lance Guillermo  
como pudo dejó un primer rejón que tampoco cambió la actitud del  
astado. Un segundo hierro haciendo todo el jinete dio paso a un tercio  
de banderillas donde Guillermo tomó la actitud de poner él lo que su  
oponente no iba a darle. Salió con BRINDIS y clavó dos banderillas  
marcando los tiempos de las antiguas escuelas lusitanas. De frente,  
tocando al pitón contrario y clavando al estribo. Perfectas de  
ejecución ambas y aprovechando el único lugar donde el toro colaboraba  
que era atacándole de frente. Continuó dando pasadas y toreando con el  
pecho de BRINDIS y levantando una faena que no resultaba sencilla.  
Continuó con ese toreo frontal pero ahora arriesgando en los quiebros  
con BACO, ajustando al máximo la distancia y dejando toda la ventaja  
al astado. Levantó al público de sus asientos con cada embroque y  
templó la fresca noche a base de reuniones. Alargó el tercio con un  
caballo debutante, ESPARTACO, con el que lució en la preparación de la  
banderilla realizando elevadas muy celebradas en el tendido. Con las  
cortas, marcó también un nivel alto clavando con BACANO, siempre  
mirando al toro y sin ventajas, dejándose llegar al astado hasta el  
mismo estribo. Con el rejón pinchó al primer intento, pero acertó al  
segundo embroque para obtener la primera oreja de la noche.

Con la noche ya más calentita cerró su turno Pablo ahora montando a  
SHERPA ante un toro sardo, de buena presencia que tuvo mejor  
comportamiento que el primero. Embistió pronto a la cola del castaño y  
a este sí la pudo el estellés castigar con precisión y marcar mejor  
los tiempos. La tarde iría para arriba con JANUCA templando de costado  
en banderillas y dejándose llegar mucho al astado, consintiéndole para  
que no se desengañara. A continuación fue DALI el que arrancó las  
ovaciones del respetable con sus piruetas y con la forma del citar al  
toro, aunque donde mejor estuvo fue en las reuniones, dejándose llegar  
mucho al astado en cada banderilla. El cierra fue un tanto extraño  
porque Pablo colocó tres cortas montando a NEVADO y tras ellas dejó un  
rejón de muerte casi entero en lo alto. El jinete descabalgó dando al  
toro por muerto, pero el astado se vino arriba y salió huyendo de los  
auxiliadores hasta el otro lado de la plaza. El rejón había hecho  
menos efecto de lo que parecía y Pablo montó de nuevo, ahora en JABUGO  
para al segundo intento despachar al astado y hacer así que se nuevo  
se silenciara su labor.

Cerró la larga noche Guillermo, que volvió a obtener una oreja tras  
una complicada labor al que sin duda ha sido el novillos más  
complicado de su corta carrera. Decimos novillos, aunque por hechuras  
era un toro con toda la barba y con muy malas intenciones. Complicado  
resultó poder ejercitar el tercio de salida y a pesar del buen hacer  
de BARRABAS, el toro siempre cortaba el tranco y daba  
desproporcionados arreones. Tras un primer rejón de castigo sin mucho  
efecto, el joven jinete colocó otros dos de mejor situación y dio paso  
a DISPARATE para solventar el tercio de banderillas. El castaño se  
puso el buzo de trabajo y se olvidó de galopes de costado y hermosinas  
porque no había materia prima para ello. Sólo valor en el toreo  
frontal, mucha verdad y a salvar las bruscas y destempladas  
embestidas. Lo mismo sucedió con DONATELLI que ni piruetas pudo  
realizar y no le quedó de otra que lucir en los embroques. Guillermo  
estaba dando una lección de profesionalidad y sobre todo una enorme  
técnica para resolver una situación más que complicada y que  
nuevamente remató sobre BACANO con quien tras las cortas, acertó de un  
rejonazo que finiquitó al toro sin puntilla. Oreja de mucho mérito y  
salida a hombros en solitario.


GUILLERMO HERMOSO DE MENDOZA

quinta-feira, 16 de novembro de 2017

Aniversario de la alternativa de Manuel Mejías "Bienvenida" Papa Negro

Manuel Mejías "Bienvenida" Papa Negro del Toreo

El día 14 de Octubre de 1905 tomó la alternativa en Zaragoza de manos del Algabeño que le cedió el toro «Huidor» de los Herederos de Benjumea. Testigo Lagartijo Chico. Cortó una oreja. Su padre le hizo dos encargos: Uno, que depositara mil pesetas al pie del camarín de la Virgen antes de la corrida; otro, que al concluir aquella gastara otras tantas en un juego de azar para que propicia o adversa que fuera su fortuna no volviera a pisar una casa de juego. Cumplió los encargos y ganó. Repartió su importe entre su cuadrilla y nunca más volvió a una sala de juego. El 14 de marzo de 1906 Algabeño se la confirmó en Madrid con el toro Javato de Miura.

ARCHIVO SANTAINÉS Año 1911. 
Boda de Manuel Mejías y Carmen Jiménez Álvarez

LA CURIOSA HISTORIA DEL PAPA NEGRO


ANTONIO SANTAINÉS CIRÉS
BARCELONA. ABC 25/11/2007
Le pregunté a Juanito Bienvenida si recordaba alguna anécdota de su padre. Me contestó: «Muchísimas, Antonio, muchísimas. Mi padre era todo un anecdotario». 

La precocidad y las congénitas cualidades para el arte de torear de Manuel Mejías Rapela las justifica su padre, excelente banderillero, cuando la muerte ronda su entorno. «Teresa, muero tranquilo, porque nada ha de faltarte. Ahí te dejo un torero que sabrá ganar para vosotras». Fue torero desde la cuna. En su infancia, pleno de juventud, mermadas sus energías, ya viejo. Fue como el Guerra. La retirada le quitó del ruedo pero no de la profesión. El toreo fue para él arte, consuelo, distracción, el fin de su vida.

Manuel Mejías Rapela (Bienvenida III), hijo de Manuel Mejías Luján (Bienvenida I) y de Teresa Rapela Camacho nació el 12 de febrero de 1884 en Bienvenida (Badajoz), en la calle del Cuerno, número 15, después llamada de Usagre y desde 1963 lleva su nombre. Desde pequeño vivió en Llerena.

El primer dinero que ganó

En 1891, a los 7 años, se traslada a Sevilla con sus padres en la calle La Mar del barrio de la Carretería. Torea en la calle y en el Baratillo, rodeado de admiradores y, un día, un turista inglés le tira una libra esterlina, diciéndole: «Toma «torrerito», tu eres un grande artista». Es el primer dinero que gana en su vida. En 1892, achacoso y enfermo marcha el padre con Cuatro-dedos al Brasil.

Se entera Manolito que en el cortijo El Cuarto de Miura hay un toro que le cuelga una mano. Pero dentro de su cojera con peligro. Con la inconsciencia de los nueve años le dio un pase de pecho y al volverse un natural sin mover un músculo.

En agosto de 1893 parte para Portugal donde suma un total de 17 becerradas y en 1895 va contratado a la isla Tercera (Azores) y torea 6 becerradas. A su regreso forma con Revertito la «Cuadrilla de niños sevillanos».

El sueño dorado de Manuel es torear en Madrid en 1898. Pero la cosa no se presenta nada fácil. Don Alberto Aguilera que ocupa el cargo de Gobernador, escucha al padre de Bienvenida Chico y su negativa es irrevocable. Pero bien es cierto que la voluntad de los hombres mueve montañas y, un corazón vulnerable, el de don Ramón Gasset fue el afortunado mediador en esta causa perdida. El pequeño Bienvenida fue anunciado para matar dos becerros en una función mixta en Madrid el 18 de diciembre de 1898. En la primera parte el aficionado Cerote sobre zancos debió matar un becerro embolado que volvió vivo al corral. A continuación el torero en miniatura Bienvenida estoqueó dos becerros y finalmente dos novillos de Terrones Vicente Pastor. El hijo de Mejías Luján gustó mucho. Al segundo lo mató de una buena estocada, saliendo limpiamente de la suerte. Cosechó muchos aplausos, cigarros y monedas.

En 1900 va contratado a Francia a torear seis corridas en una placita que tiene el torero Felix Robert en Niza. Pero en la tercera resulta herido de gravedad. Con picadores torea por primera vez en Badajoz el 30 de marzo de 1902 y corta una oreja. Su intento de ir a Madrid resulta fallido de nuevo ante la negación de don Pedro Niembro. Pero no se doblega el chaval. Don Ramón Gasset, su valedor, no se encuentra en Madrid pero sí su cuñado don José Ortega Munilla, director de El Imparcial. A él recurre Manuel, es recibido con cariño y logra que interceda a su favor. El pequeño Bienvenida torea en Madrid el 8 de marzo de 1903 con Regaterín y Mazzantinito. Los novillos que son de Arribas Hermanos toman 27 varas y despanzurran nueve caballos. La crítica ensalza el valor y el arte de Bienvenida.

La cabeza del toro desaparecida

En 1905 Manuel Mejias Bienvenida obtiene dos éxitos apoteósicos en Barcelona. Se presenta el 9 de julio en Las Arenas con Corchaíto. Brindó su primer toro al Almirante de la Escuadra inglesa Lord Beresford que le hizo el curioso obsequio de cinco libras esterlinas. Uno de los mayores éxitos de Bienvenida fue el del 8 de octubre en Las Arenas de Barcelona, alternando con Relampaguito y Negret, con el novillo «Polvorillo» de Felipe Salas. «El toro tomó cuatro puyazos -me dijo- echando dos picadores a la enfermería». El tercio de banderillas fue colosal, arrojándole el público sombreros y puños de camisa de celuloide y ...«al coger espada y muleta en la cara me cayó una blusa de obrero. La enganché al palillo de la muleta, le di cinco pases y una estocada por el hoyo de las agujas». Mandó disecar la cabeza, con una oreja menos. Desapareció. Cuarenta años después la encontró Juanito Bienvenida en un bar del barrio chino y la compró por 7.500 pesetas. Su padre lloraba de alegría.

Alternativa en Zaragoza

El día 14 tomó la alternativa en Zaragoza de manos del Algabeño que le cedió el toro «Huidor» de los Herederos de Benjumea. Testigo Lagartijo Chico. Cortó una oreja. Su padre le hizo dos encargos: Uno, que depositara mil pesetas al pie del camarín de la Virgen antes de la corrida; otro, que al concluir aquella gastara otras tantas en un juego de azar para que propicia o adversa que fuera su fortuna no volviera a pisar una casa de juego. Cumplió los encargos y ganó. Repartió su importe entre su cuadrilla y nunca más volvió a una sala de juego. El 14 de marzo de 1906 Algabeño se la confirmó en Madrid con el toro Javato de Miura.

Escribía en el Liberal de Madrid don José de la Loma, el hiperbólico Don Modesto. Había nombrado en la corrida a beneficio del Montepío de Toreros en Madrid el 24 de octubre de 1908 Sumo Pontífice del toreo a Ricardo Torres Bombita y Cardenal Secretario a Machaquito.

El pleito de los miuras no fue óbice para que al empresario de Madrid don Indalecio Mosquera, de aspecto atrabiliario, en el fondo más que inteligente, astuto y más que franco, taimado, aquel 1910 no se le presentaba con mal careo.

Bienvenida toreó el 24 de abril y los días 2, 26 y 29 de mayo con éxitos que sorprenden y maravillan a los madrileños. En la del 29 se desborda el entusiasmo y sensibiliza a Don Modesto que lo proclama Papa Negro del toreo. Dispuesto a remontarse a las más altas cumbres del Himalaya taurino sale el día 10 de julio en la plaza de Madrid a despachar seis toros del conde de Trespalacios. Pero el tercer toro, Viajero se llamaba, salió a su encuentro. Bienvenida inició la faena con un natural infiriéndole el toro una cornada gravísima en el muslo izquierdo.

En Bogotá (Colombia), el 4 de agosto de 1918, Manuel Mejías Bienvenida, estando solo en la arena, porque la cuadrilla le pedía más dinero, lidió cuatro toros en el Circo de San Diego. Hizo de peón, banderillero, matador y puntillero.

Despedida en México

Su definitiva despedida fue el 28 de marzo de 1927 en la plaza El Toreo de México D.F. Es conocida la foto en la que Manolito y Pepe Mejías ayudan a su padre a quitarse el añadido.

La foto ilustrativa es del año 1911. Cuando Manuel Mejías contrajo matrimonio con la señorita Carmen Jiménez Álvarez. Para Ángel Luis, su madre fue una mujer con tanta ternura, tan fuerte a la vez; una mujer con un cariño para todos nosotros...La recordamos con profundo respeto y admiración.

El Papa Negro fue un personaje de una prodigiosa intuición reveladora. Cuando los éxitos de sus hijos Manolo y Pepe, cuenta Felipe Sassone «yo le propuse a Manuel que pusiera un rótulo a su casa y un anuncio en los periódicos: Sevilla, Marqués de Paradas 33, fábrica de toreros».

Manuel Mejías murió en Madrid a las once menos diez de la noche del 4 de octubre de 1964. Un hombre íntegro y una alma buena.