sábado, 17 de setembro de 2016

NIMES (FRANCIA) 17-09-2016. Juan Bautista abre la Puerta de los Cónsules en la matinal / Agencia EFE

El diestro francés Juan Bautista cortó tres orejas y salió a hombros por la Puerta de los Cónsules de Las Arenas de Nimes al término del festejo matinal celebrado hoy en esta ciudad del sur de Francia, segundo de su feria taurina de La Vendimia. EFE
París, 17 sep (EFE).- El diestro francés Juan Bautista cortó tres orejas y salió a hombros por la Puerta de los Cónsules de Las Arenas de Nimes al término del festejo matinal celebrado hoy en esta ciudad del sur de Francia, segundo de su feria taurina de La Vendimia.
FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros del Puerto de San Lorenzo, cuarto, quinto y sexto como sobreros, de aceptable presentación y de poco juego en conjunto, a excepción del segundo, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.
Rafael Rubio "Rafaelillo", que sustituía a David Mora, oreja y silencio.
Juan Bautista, dos orejas y oreja.
Miguel Ángel Perera, silencio y silencio.
La plaza registró alrededor de media entrada en los tendidos.
UN TÍO Y UN BAILE DE CORRALES
El diestro francés Juan Bautista se erigió hoy en el primer matador en abrir la afamada Puerta de los Cónsules de la plaza de toro de Nimes, y lo consiguió, fundamentalmente, gracias a la importante faena que cuajó al segundo toro de una corrida de hasta tres sobreros del Puerto de San Lorenzo.
Fue éste, el segundo, el único toro servible del envío, al que Bautista cuajó una excelente labor argumentada en el temple, la ligazón y el relajo en la interpretación. Gran nivel el mostrado por el torero de Arles, que agarró una buena estocada en la suerte de recibir, salvoconducto para pasear los dos apéndices de un astado premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.
Otra oreja logró Bautista del quinto bis, esta vez, gracias a una faena de menor contenido artístico por culpa del escaso juego del toro, al que se impuso a base de voluntad y mucho tesón.
Rafaelillo también firmó una buena faena al toro que abrió plaza, al que toreó con autoridad y mano baja, lo que le permitió pasear un trofeo. El cuarto bis, en cambio, no sirvió lo más mínimo, y aquí el murciano quedó inédito.
Igual que le ocurrió a Miguel Ángel Perera con los dos de su lote. Ni el deslucido e imposible tercero, ni el sobrero que hizo sexto, que se inutilizó durante la lidia, le permitieron siquiera pasar de los detalles sueltos.

Sem comentários:

Enviar um comentário