sexta-feira, 22 de agosto de 2014

HISTORIA DE ALALPARDO (MADRID). UN MANSÓN NOS QUITA LAS TIERRAS.

ALALPARDO (MADRID) Y SU HISTORIA
Años anterios voy escribiendo la historia de Alalpardo, dificil es precisar con exactitud cual es el origen de Valdeolmos-Alalpardo, incluso el topónimo que da nombre a esta población, provoca controversias entre los investigadores. Para Javier Dotu, el origen es Árabe, siendo conocida la población como Aldea el Prado, pero sobre los datos que tengo vengo escribiendo su historia digna de admiración, porque siempre ha conseguido salir adelante y surgir de las cenizas, hasta del paludismo traido de Perú en 1808 que arraso parte del  pueblo.
UN MANSÓN NOS QUITA LAS TIERRAS 
Una población tan centrada en la agricultura cerealista como Alalpardo, y con un número reducido de población que rondaba la centena de almas, no podia permitirse perder sus tierras de labor. Ya en 1695 la Villa, con graves problemas económicos, tuvo que vender parte de sus tierras comunales al Convento de Nuestra Señora de Atocha de Madrid. Pero al llegar el siglo: XIX muchas de las fincas de labor que existian en el termino de Alalpardo en manos de órdenes religiosas como las de Los PP. Dominicos de Atocha, o las Monjas de Alcala y Torrelaguna, fueron nacionalizadas y vendidas en pública subasta, por lo que el pueblo sufrió un nuevo golpe. Este decreto es conocido popularmente como " la desamortización de Mendizábal". Todos hablamos de Mendizábal, pero pocos saben que en realidad Juan Alvarez Mendizábal se llamaba Juan Alvarez Mendez, y que decidio cambiar su segundo apellido Mendez por el de Mendizábal, para ocultar el origen al parecer judío de los Mendez. También mintio respecto a su origen porque aunque natural de Cadiz, el se encargo de difundir que habia nacido en Bilbao, al parecer porque un apellido vasco daba mayor prestancia en los ambientes comerciales del siglo XIX. Aunque mentiroso era un genio para los negocios. Amaso una buena fortuna en el negocio de vino cuando tuvo que exiliarse en Inglaterra al restablecerse el absolutismo en 1812. A su regreso a España, supo hacer buenos contactos que le llevaron a a hacerse cargo de los suministros del ejército de andalucia, lo que le permitio prosperar y establecer contactos con los revolucionarios liberalistas, entrando a formar parte de la masoneria de Cadiz dentro del "Taller Sublime". En 1835 la reina  regente Maria Cristina de Borbon le otorgo el Ministerio de Hacienda, pasando posteriormente a ser primer ministro. Pero si por algo se conoce a Mendizábal no es por negociar con vino y peines de Carey, sino por la citada desamortización. Con el dinero que obtendría de vender las tierras de Alalpardo, y de otros muchos lugares de España, Mendizábal pretendió eliminar la deuda pública, dinamizar la economía del pais y dotar al Estado de medios económicos con los que financiar la guerra civil contra los carlistas.
Mañana contaré un poco más.

Sem comentários:

Enviar um comentário