segunda-feira, 20 de junho de 2016

Rafael Serna espera recibir muy pronto el alta hospitalaria para comenzar con la recuperación


El novillero Rafael Serna, evoluciona lenta pero positivamente en el hospital San Francisco de Asís del gravísimo percance que sufrió el pasado domingo en la plaza de toros de Las Ventas. El sevillano fue prendido al entrar a matar por el sexto novillo, de la ganadería de Guadaira, produciéndole lesiones muy serias en las venas femoral y safena y arteria femoral del muslo derecho.
Rafael dice sentirse cada día que pasa "mejor". Explica que ha comenzado a "tomar alimentos sólidos, e incluso ayer comencé a andar". Según el doctor García Padrós "la evolución de las heridas va muy bien y si no hay ningún contratiempo, el domingo o el lunes me dará el alta hospitalaria". Sobre los plazos de recuperación para volver a los ruedos, el diestro es "consciente de que va a ser un camino largo". El joven novillero asegura que no volverá a enfundarse el traje de luces "hasta que no esté totalmente recuperado".
La del domingo era una tarde muy especial para él, ya que realizaba el paseíllo por primera vez en Madrid. "Desde por la mañana lo disfruté mucho", confiesa, "fui a visitar la plaza y el resto del día lo pase muy tranquilo, tal fue así que se me hizo cortó".
Hasta que sobreviniera el percance, la impresión que dejó Rafael Serna fue inmejorable. "Era una tarde muy importante, mi presentación, y creo que dejé buenos pasajes. Pude hacer el toreo que gusta en Madrid". Se lamenta por el triunfo perdido por la espada, ya que la del domingo fue "una de las tardes que más verdad he puesto en el ruedo, siempre cruzado; lástima el fallo con la espada porque pude cortar una oreja a cada novillo y salir por la Puerta Grande". Los dos trasteos tuvieron sobre todo como denominador común el buen toreo. "Mi primer novillo fue bueno: tuvo transmisión clase y estuve muy a gusto". Mientras que con el segundo también "me encontré muy a gusto y creo que estuve muy relajado. Me tiré a matarlo con todas las consecuencia y, desgraciadamente, me hirió". Cinco días después del gravísimo percance, Rafael Serna tiene la mente puesta en recuperarse pronto y bien. Sobre su vuelta a Las Ventas, responde que le "encantaría, estoy deseando volver a torear en Madrid".
Taurodelta.  Javier Bajo 

Sem comentários:

Enviar um comentário