sexta-feira, 10 de junho de 2016

Ciudadanos se queda solo en su defensa del Toro de la Vega y se enfanga al intentar justificarse. / Por: Asier Martiarena 9 de junio de 2016

A Ciudadanos le va la marcha, eso no se les puede negar. Después de mantener, con un pequeño lavado de cara, su polémica medida sobre la violencia doméstica, ahora se hadesmarcado del resto de grupos políticos en lo que se refiere al Toro de la Vega. No ha votado a favor, pero tampoco en contra. Y en una votación tan polémica como ésta, es poco más o menos que defenderlo. Las Cortes de Castilla y León han convalidado el decreto-ley aprobado por la Junta para prohibir la muerte en público del Toro de la Vega de Tordesillas (Valladolid), en medio de un debate cruzado de argumentos electorales,conservacionistas y de defensa de la tauromaquia.
Han votado a favor de la convalidación el grupo Popular, el Socialista, el de Podemos y el Grupo Mixto, mientras que se ha abstenido el grupo de Ciudadanos. La polémica ya está servida. Pero Albert Rivera ha interpretado la votación a su manera.
Viendo que sus compañeros castellano-leoneses apuestan por mantener la tradición, el presidente de Ciudadanos ha matizado lo ocurrido. El candidato a la Presidencia del Gobierno ha defendido que su partido está “en contra” de la muerte del animal, pero que se ha abstenido sencillamente al entender que el mecanismo del decreto ley no era “la vía” adecuada para regular dicho aspecto.
Para ello Rivera hecha la vista atrás y señala que esta postura se aprobó hace un mes en la Ejecutiva Nacional de del partido.
Las explicaciones no convencen a nadie. Las redes critican que Ciudadanos haya “querido simular que no apoya el Toro de la Vega de cara a la galería, como si laabstención le pudiera dar réditos políticos”. 
Otros consideran que "son especialistas en neopreno. No se mojan ni debajo del agua".
Las reacciones en contra no dejan de sucederse hasta el punto de que el propio Rivera ha tenido que salir a dar una nueva versión reconociendo que podían haber actuado de otra manera: “a lo mejor en vez de abstenernos porque era el formalismo de un decreto ley, podríamos haber votado lo que pensamos”, es decir “votar a favor y punto”. 

Sem comentários:

Enviar um comentário