sexta-feira, 5 de setembro de 2014

HA FALLECIDO EL FOTÓGRAFO EMILIO CUEVAS A LOS 87 AÑOS EN MADRID.

El popular fotógrafo taurino Emilio Cuevas Díaz ha fallecido hoy a los 87 años de edad en el hospital Severo Ochoa de Madrid, donde permanecía ingresado desde hacía dos semanas debido a su delicado estado de salud. La capilla ardiente de Cuevas permanece instalada en el tanatorio de Getafe, donde esta tarde se celebrará un funeral antes de ser incinerado. 

Nacido en 1927 en Espinoso del Rey, provincia de Toledo, comenzó su carrera en la plaza de Vistalegre haciéndoles fotos a los novilleros de la época. Allí se hizo amigo de Dominguito Dominguín, el hermano de Luis Miguel, que después marcaría su trayectoria profesional. Fue fotógrafo de toreros de la talla de Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Niño de la Capea o los hermanos Girón. Incluso trabajó para el escritor Ernest Hemingway. El propio Cuevas contaba en una entrevista a Aplausos la siguiente anécdota con el popular premio Nobel: 

“Hemingway, que era muy amigo de Ordóñez me dijo que le preparara todas las fotos que tuviera de Ordóñez, y algunas de Litri, Aparicio, de Luis Miguel, Antonio Bienvenida... y le seleccioné 80 ó 90 fotos de Ordóñez y me dijo que quería todas las que tuviera de él, yo le dije que tenía muchas y me dijo que quería todo. Así lo hice y junté 1.100 fotos de 18 x 24 centímetros, las 100 se las regalé y las 1.000 me fue a hacer un talón y me preguntó: ¿qué ponemos? y le dije: lo que usted quiera, usted sabe mejor que yo lo que valen. Me hizo el talón y me dijo: te voy a poner 100 dólares más. Y luego 100 más, y luego... y yo le dije: yo no le voy a parar el pie... Así que cuando fui a cobrarlo y lo vi en pesetas no sabía ni lo que había. Cuando llegué a mi casa, mi madre asustada me dijo: hijo, esto qué es, qué has hecho. Y yo le contesté: Nada madre, un encargo que me ha hecho un escritor que es premio nobel que va a escribir un libro y quería unas fotos. Mi madre la pobre no se lo creía, pensaba que lo había robado al ver la mesa del comedor llena de billetes". 

Su afición por la fotografía taurina la ha heredado su hijo José Antonio. 

Enviamos nuestras más sentidas condolencias a los familiares y amigos del fallecido. 
Aplausos

Sem comentários:

Enviar um comentário